Alejandro Solalinde: “No me salgo por miedo, pero tampoco quiero ser mártir”

Una crónica de la periodista Marta Molina sobre la “retirada táctica”de Alejandro Solalinde, o el exilio de un cura que defendió a los migrantes desde su albergue oaxaqueño hasta que la impunidad y las amenazas lo obligaron a rendirse. Otra historia de valientes activistas llevados al límite por un estado que no puede garantizar la seguridad de nadie: Retrato cruel de este México 2012.

Por Marta Molina para Pulso Ciudadano

Solalinde y la hermana Letícia Gutierrez durante la Conferencia de prensa del 15 de mayo del 2012 en CENCOS (Foto: Marta Molina)

A día de hoy, el Padre Alejandro Solalinde, defensor de los migrantes, y fundador del albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec (Oaxaca) confirmó su retiro temporal del país y del mismo albergue a causa de las últimas amenazas de muerte recibidas.

“Me voy por obediencia”, comentó. Solalinde tomó la decisión a raíz de las recomendaciones de Amnistía Internacional (AI) y de Brigadas Inernacionales de Paz (PBI) que le avisaron de que “la situación estaba complicada y delicada y que es necesario hacer un “retirito” táctico solamente mientras se enfrían las cosas y puedan investigar cómo esta la situación”. Pues en las últimas semanas, el también coordinador de la Pastoral Social de Movilidad Humana de la Diócesis de Tehuantepec recibió dos amenazas de muerte, concretamente los pasados días 31 de marzo y 15 de abril.

“¡De vacaciones no voy a irme!”. El Padre recordó que en pasadas ocasiones AI le ofreció estar un año en Europa también por cuestiones de seguridad, pero se negó: “Yo soy misionero y no turista”. A pesar del contexto de las amenazas de muerte, Solalinde reconoce que necesita descansar : “Soy un ser humano no soy de plástico . No me había dado cuenta de que necesitaba este cambio”. Además, que durante el tiempo que esté fuera va a hacer lo que deseaba desde hace tiempo: ordenar los escritos que plasma día tras día en las libretas que siempre le acompañan. Ahora tiene ya 50 llenas y va a aprovechar para sistematizarlas.

“Siempre me van a ver con una libreta “hasta en la cárcel”. Es mi compañera y mi pluma. Tengo buena memoria pero falla a veces… prefiero ir anotando todo eso. En estos días voy a retomar los escritos para explicar algo de lo que está pasando”

Aún así, sigo firme y no quiero ser mártir”

Este retiro que durará en principio tres semanas, coincide con una gira internacional coordinada por AI, PBI y otras organizaciones que iniciará el próximo 21 de mayo tres países europeos: España, Italia y Suiza, en Estados Unidos y en Canadá donde presentará temas como las vulnerabilidades y riesgos de las personas defensoras de derechos humanos en México y su labor como defensor de los derechos de los migrantes.

Solalinde dejó claro que va a regresar y que sigue firme, tanto “si se mejoran las condiciones o no en el albergue, en Ixtepec o en Oaxaca, lo siento mucho, yo voy a volver. No me salgo por miedo, pero tampoco quiero ser mártir”.

Dejó en claro que no quiere “estar encerrado en un refugio o guarida” y que después de los compromisos en Europa, Chicago y Canadá va a volver.

“Tengo una gran preocupación y gran dolor por México. Me duele mucho y me preocupan no sólo os migrantes y la situación de violencia e impunidad que vivimos y el sistema podrido que tenemos. Me duele ver una clase política tan insensible lejana parcial y tan corrompida”

Preguntado sobre las condiciones necesarias e óptimas para que vuelva sin ser amenazado Solalinde respondió que “las condiciones que se esperan revertir son la xenofobia que este grupo de políticos corruptos y coludidos con narcotráfico han logrado inocular en una parte de la sociedad local del Ismo de Tehuantepec”

Dios es antidepresivo”

El Padre insistió a su vez en que “nadie es indispensable” y que el Albergue Hermanos en el Camino no se queda sólo, que tiene un equipo excelente de voluntarios y gente muy valiente, la mayoría jóvenes y mujeres que “tampoco tienen miedo”. Además, Solalinde ya dejó notarial y legalmente la Asociación Civil del albergue para que nadie necesite una firma suya por si “llegaran a eliminarme”

El sentimiento del Padre después de estas últimas amenazas y de la decisión de aceptar este “retiro táctico” es de gran esperanza, porque “una persona que tiene fe no puede desanimarse y porque dios es antidepresivo. Nos podrá fallar el sistema pero no Jesús, un Jesús que da la vida por los migrantes y cree en el ser humano. Volveré con mas fuerza porque Jesús también hacia sus retiros tácticos para llegar con mas fuerza brío y valor”

Solalinde aprovechó para hacer unllamado a México para que “de veras se ponga las pilas: no es tiempo de tener miedo, es tiempo de tener creatividad. Los jóvenes nos están sorprendiendo, son muy capaces. Este año es la oportunidad de dar un vuelco a México.

Migrantes centroamericanos viajan sobre el Tren en su paso por México a Estados Unidos (Foto: pulsociudadano.com)

No soy policía ni soy de la DEA. Soy pastor”

El Padre declaró que aunque no tiene una revelación exacta de dónde provienen las amenazas (porque es trabajo de la PGR) tiene claro que son personas unidas a políticos influyentes pero también a narcotraficantes. En este sentido añadió que “nosotros, como dimensión pastoral de la movilidad humana, No estamos para perseguir el narcotráfico. No soy policía ni soy de la DEA (Administración Federal Antidrogas)! Eso les toca a ellos. Soy pastor”.

A pesar de su declaración, insistió en que “la delincuencia organizada llámese

funcionarios públicos llámense corporaciones policiacas se meten con los migrantes ahí si tenemos que meternos también y no

nos vamos a callar”.

La PGR debe asumir su papel e investigar

La Hermana Leticia Gutiérrez, directora ejecutiva de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana dejó en claro que instan a la Procuraduría General de la República y a la Procuraduría General del Estado a que asuma su responsabilidad de investigación: “Tenemos desde 2006 2007 con una serie de denuncias hechas por la violencia que el Padre, los migrantes y defensores han vivido y hasta ahora no han procedido. Muchas de ellas están en el archivo muerto. Exigimos a la procuraduría que haga

lo que esta obligada a hacer: procurarnos justicia”.

Gutiérrez insistió en que no es sólo la situación del Padre Solalinde que les preocupa sino también lo que está ocurriendo en el medio periodístico y con defensoras y defensores de los Derechos Humanos están en esta situación.

A pesar de agradecer al estado por la seguridad que le han puesto al Padre y al albergue, Gutiérrez añadió que no es suficiente y que hay que insistir “para llegar

a quitar esta impunidad y corrupción y corruptela en la que muchos funcionarios y funcionarias se encuentran”

El Padre Solalinde en Juchitán (Oaxaca) el 13 de septiembre de 2011, durante la Caravana al Sur organizada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD). Marta Molina DR 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s