Archivo de la categoría: Resistencia

[#Podcast] #TeixintResistències a l’Amèrica Llatina

@martamoli_RR

Avui tenim un #CulturesDeResistència en el que intentarem entrellaçar lluites i teixir-les posant el micròfon a les assistents a la jornada Teixint Resistències a l’ Amèrica Llatina.

Aprofitant que ara el Sol ja escalfa vam  anar a Collserola a la Vall de Can Masdeu. Durant tot un diumenge, diversos col·lectius i organitzacions de base , lluitadores socials radicades a Barcelona van programar una sèrie de tallers exposicions col·loquis i concerts entorn de la temàtica “Conflictes Locals / Migracions Globals”

Captura de pantalla 2020-05-14 a les 10.33.00

Parlem amb: Antonella Medici (Taula per Mèxic); Lola Zabala (Bordando por la Paz i Raíces al Aire); Paty López (Paraguay); Livia (Brasil); Monica, del Comité por la Libertad de Milagro Sala.

 

 

Voces contra la violencia patriarcal en Bolivia

Un recorrido por distintas voces de mujeres bolivianas que narran las violencias que hay en su entorno y los muros con los que se encuentran en medio de la violencia patriarcal que contamina múltiples esferas de sus vidas.

“A nosotras nos interesa la vida, no nos interesan las sillas”

Las distintas voces feministas, dentro de todas sus diversidades, luchan en Bolivia para transformar las formas de hacer política y están empezando a hablar también de formas de economía orientadas a la reproducción de la vida. “No queremos sólo leyes en contra de la violencia y queremos que las que hay, se apliquen”, comenta Silvia Fernandez, del colectivo Feministas Pluridiversas y una de las personas que acompañó el proceso de construcción de la Ley 348/2013 en contra de la violencia contra las mujeres. “No es cuestión de ordenar y mandar como hace el patriarcado. Lo nuestro es deconstruir”. A las Feministas Pluridiversas, no les interesa este poder sino restituir las condiciones que hacen posible la vida, y eso supone posicionarse con un firme no más feminicidios, no más violencia en contra de las mujeres, no al extractivismo, no más despojo de los territorios, respeto a los saberes y conocimientos ancestrales y un cambio de patrones de consumo.

IMG-2282

Adriana Guzmán. feministas comunitarias antipatriarcales de Bolivia. Foto: Marta Molina

Las feministas pluridiversas (las comunitarias, las indígenas, las campesinas, las autónomas, las anarquistas, las socialistas) se organizan desde distintas posiciones políticas se trata de un intento de articulación no tiene que ver solamente con la sensibilidad de las feministas sino también con que el sistema patriarcal se ha profundizado. Adriana Guzmán, de las feministas comunitarias antipatriarcales, insiste en remarcar que organizarse y articularse es un asunto de sobrevivencia y no de claridad política ni de convicción: “Nos están matando y si no lo enfrentamos juntas es mucho más posible que nos maten”.

Bolivia es el país que tiene uno de los índices más altos de feminicidios de toda la región suramericana y en el que cada dos días y medio es asesinada una mujer. “¿De qué democracia estamos hablando, si el estado de violencia es permanente?, ¿vamos a defender esta democracia que nos mata?”, se pregunta Fernández.

“El patriarcado lo tiene fácil porque sólo se preocupa de una ley, pero las feministas pluridiversas no se ocupan sólo de una cosa: a nosotras nos interesa la vida, no nos interesan las sillas”, sentencia Fernandez. Este es uno de sus lemas y a partir de ahí siguen tejiendo formas distintas de hacer y caminar en todas las esferas de la vida. Las feministas pluridiversas no dejaron de reunirse incluso en la situación de convulsión y tensión que vivió el país a inicios del Golpe de Estado en octubre de 2019 y con las dificultades que tenía seguir unidas en un contexto político que empujaba a la extrema polarización.

02112019-IMG_9362

Cementerio de Villa Ingenio en El Alto el día 1 de noviembre. / Foto: Marta Molina

Nos están matando

Cada 1 de noviembre (Día de los muertos) los y las difuntas regresan a sus casas en forma de muñecas de pan (las tantawawas) y toman lugar en un altar repleto de frutas y comida que los familiares preparan para honrarlas. A los lados, se coloca una escalera de pan para que el difunto descienda y regrese a su casa sin contratiempos. Un caballo, también de masa de pan, le llevará la comida y un árbol de caña de azúcar le servirá de bastón y sombra. Tampoco falta el agua, para que el tránsito sea fluido. El altar se completa con panes en forma de cruz y platillos típicos, refrescos y hojas de coca. El festejo se prolonga en los cementerios, donde la música acompaña a las almitas para que tengan una despedida alegre.

Color, alegría, comida, canto y música son los elementos que predominan durante los dos primeros días de noviembre, incluso en casa de Marcelina que vive en un barrio muy humilde de la ciudad de El Alto y que hace ya dos años que pide justicia para el asesinato de su hija Estefanía Arias. Tenía 20 años. Su foto preside el altar. Está todo preparado para recibir a su almita y estar con ella hasta el mediodía del día 2 de noviembre que se irá después de que sus familiares y amigas hayan compartido una gran comida en su honor.

Estefanía estaba en el último año de la carrera de Química Industrial en la Universidad Mayor de San Andrés. Quería graduarse para que su madre dejara de trabajar. Amaba el folklore y el baile. Por eso el altar está lleno de muñecas bailarinas vestidas con trajes tradicionales. La violaron y la mataron hace dos años. La encontraron muerta y maniatada en una autopista y su hermana nos cuenta que lo último que supieron de ella fue a través de un amigo al que le escribió por WhatsApp diciendo que el taxista estaba tomando otro rumbo distinto al de su casa y al que intentó llamar pidiendo auxilio. Pero ese día no regresó.

Estefanía ha tenido que pagar con su vida la ineficiencia de la justicia porque su victimario ya estaba acusado de violación en Cochabamba y no le llegaron a sentenciar porque la familia de la chica violada no pudo aportar pruebas”, comenta su hermana. La familia está indignada porque la Fiscalía les pide que aporten pruebas para que se sigan las investigaciones. “La única prueba que tengo es el cuerpo de mi hermana, y son incapaces de seguir con la investigación”, sostiene.

02112019-02112019-IMG_7881

Altar para Estefanía Arias en su casa. Foto: Marta Molina

Según la Ley 348 aprobada en Bolivia en el año 2013, se habla de feminicidio no sólo cuando la mujer tiene una relación con el autor del crimen sino también cuando hay “un grado de vulnerabilidad” en la mujer que es asesinada. Los hermanos de Estefanía dejaron de trabajar para poder hacer el seguimiento del caso y la economía familiar (y la salud) se sigue deteriorando. Ya gastaron más de 5.000 dólares (más de 4.600 euros) y están todavía a la mitad del proceso. “Te hacen volver una y otra vez a los juzgados pidiéndote papeles y pruebas. Parece que te quieren cansar. Además, cada vez que vamos a Fiscalía tenemos que revivir todo lo que pasó y ver a los que participaron en el asesinato y la violación de mi hermana”, cuenta su hermana.

El caso de Estefanía todavía no está resuelto. No hay sentencia para el taxista y no se ha podido demostrar que hubo otras personas implicadas en su asesinato como corroboran las pruebas de las primeras investigaciones. “Hay muchas familias que, como nosotros, viven con miedo a represalias. En nuestro caso son cuatro personas las que han salido con medidas cautelares y me da miedo encontrármelos en la calle”, explica su hermana. “Además, aquí tiene justicia el que tiene dinero, y parece que es el caso de los cuatro acusados”, añade.

No hay un acompañamiento a los familiares de las víctimas por parte del Estado pero si lo hay por parte de organizaciones de mujeres como Acción 8 de marzo. “Gracias a ellas sentimos que no estamos solas y nos ayudan a que perdamos el miedo a contar nuestras historias, a romper el silencio y dar a conocer al mundo lo que está pasando”, comenta la hermana de Estefanía.

Según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, Bolivia es el país donde se registran más asesinatos a mujeres en Sudamérica. También apunta que al menos 3.529 mujeres han sido víctimas de feminicidio en 2018 en 15 países de América Latina y el Caribe. La misma fuente recoge que en 2018 Bolivia registró un total de 130 feminicidios, la cifra bajó para el 2019 con 117 asesinatos de mujeres y ya se han registrado 21 casos de feminicidios en el país solamente entre enero e inicios de febrero de 2020. Cinthya, de 30 años, es la víctima 21. Fue apuñalada en el cuello por su pareja en una habitación.

Justicia patriarcal

En el año 2012 Analí Huaycho, periodista de la ciudad de El Alto, fue víctima de feminicidio. La mató su expareja (integrante del cuerpo de policía), y padre de su hijo. El caso tuvo mucha repercusión en los medios de comunicación y la impunidad y protección estatal del feminicida (llamado “Clavijo”) indigna a las mujeres, representadas en ese momento por un pequeño grupo de jóvenes activistas, que toman las calles, autoconvocadas para manifestarse contra el patriarcado. Interpelan al Gobierno demandando sanción a los feminicidas.

01112019-IMG_9294

Shezenia Hannover, prima de Analí Huaycho. / Foto: Marta Molina

Un año después del feminicidio, la policía dio por muerto al feminicida sin la identificación del cuerpo por parte de la familia de Huaycho. No era el primer caso de impunidad y complicidad estatal con el feminicida, estaba precedido por otros muchos casos impunes en Bolivia. Pero el caso de Huaycho sirvió para que el 8 de marzo de 2013 llegara la respuesta estatal con la promulgación de la ley 348 que incorpora el feminicidio como delito de orden público.

La ley sale adelante cuatro años después de la aprobación la Constitución Política del Estado Plurinacional, que incluye ya el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Según la activista Silvia Fernandez, se tata también de un intento de acallar las protestas feministas por la impunidad y complicidad estatal en los casos de violencia contra las mujeres.

La Ley 348/2013 se empezó a elaborar por colectivos de mujeres feministas y especialistas en temas de violencias y fue aprobada, con recortes sustanciales, en la Asamblea Legislativa. Según la abogada penalista Jennifer Guachalla, la ley “envía a las víctimas de violencia a un sistema de justicia corrupto y colapsado”. Además, como sostiene Adriana Guzmán, el Estado no ha puesto el esfuerzo necesario ni hay las condiciones para que la ley se implemente “y eso tiene que ver con la mirada patriarcal tanto del Estado como de los operadores del Estado a los que no les parece importante”. Guzmán recuerda que a la ley se le asignó el presupuesto de impuesto directo de los hidrocarburos lo que hace que el cumplimiento de esta ley esté a merced del mercado y muchos departamentos del país sigan sin poder aplicarla por falta de presupuesto.

Muchos de los casos de feminicidio siguen impunes porque el poder económico y el poder político juegan un papel muy importante y no piensan en las consecuencias que tienen para las familias. “Mi tía todavía vive con miedo”, comenta Shezenia Hannover, la prima de Analí Huaycho. “Ha asumido la responsabilidad de cuidar a su nieto y ambos están recibiendo acompañamiento psicológico porque el pequeño vio como asesinaron a su madre”, narra. No se puede hacer nada más en términos legales porque ya han asumido que el feminicida está muerto, pero para la familia el caso sigue abierto porque nunca reconocieron el cuerpo.

“Estos son los motivos que tengo para para accionar y cambiar este estado de violencia permanente en todas las esferas de nuestras vidas”, comenta Shezenia. Ella forma parte de COMPA, un colectivo de la ciudad de El Alto que trabaja para sanar las violencias a través del cuerpo, del teatro y del arte.

“Llevamos la violencia tatuada en nuestros cuerpos, a través de nuestras madres, de nuestras abuelas y de mucha violencia normalizada no solo en las familias también en el sistema en el que vivimos. Hay que sacarla y deconstruir para construir de nuevo desde otros lugares, desde otras miradas y sin violencias”, afirma Shezenia.

Defensa cuerpo-territorio

En la cuenca del río Beni, en las tierras bajas de Bolivia, existe otro tipo de violencia que afecta a la tierra, al territorio y a sus defensoras. Para Ruth Alipaz Cuqui, dirigente indígena Uchupiamona de la Amazonía boliviana, la violencia patriarcal contra las mujeres ha transcendido la mal llamada violencia doméstica, no solo con el feminicidio, también con el desplazamiento de las empresas transnacionales a los territorios indígenas campesinos y originarios, que quieren apropiarse de los territorios y de sus recursos provocando migraciones y desplazamientos de comunidades locales.

Durante la gestión de Evo Morales, como parte de su política energética, se impulsó la construcción de un conjunto de megaproyectos hidroeléctricos que se consideraron estratégicos para la generación de energía, principalmente para la exportación. Uno de ellos es la hidroeléctrica Chepete-El Bala, ubicada en los departamentos de La Paz y Beni. De acuerdo con un informe técnico de Geodata, la empresa italiana encargada de diseñar el proyecto, los embalses inundarían 771 kilómetros cuadrados, desplazando a 5000 persona y afectando a 48 comunidades indígenas y campesinas.

Ruth Alipaz lideró la resistencia en el río Beni en contra del megaproyecto hidroeléctrico y el proyecto se paró. Mejor dicho, se pausó. “Aquí seguimos atentas a lo que pueda pasar porque gobierne quien gobierne, si este proyecto sigue generará un impacto irreversible en el ambiente y más de 5000 indígenas perderán sus tierras. Estamos siempre en alerta”, sostiene. Alipaz cuenta que su historia personal es fruto de esta violencia que ha habido hacia los pueblos indígenas y esa forma en la que los han relegado, postergado y olvidado siempre. “Pero hemos resistido y seguimos viviendo y sobreviviendo en estos espacios que son nuestros territorios de vida: Esta tierra es nosotras mismas, nosotras no existimos si no existe el territorio porque es algo intrínseco en nuestra existencia: territorio, cuerpo, mujer», afirma.

Alipaz siente que, como defensora del territorio, su más profundo ser está amenazado de desaparecer. “No es algo que tú decides hacer en algún momento sino simplemente es algo natural que asumes hacer. Es como si tu familia estuviera amenazada. ¿Qué vas a hacer? Defender tu casa, tu familia. Este pueblo es mi familia, mi sangre, mi cuerpo, mi memoria, están aquí mis ancestros, mis lugares sagrados. Las montañas que tienen nombre, los ríos que tienen nombre, los lagos que tienen nombre, es el todo”, explica.

Para Ruth Alipaz el territorio es el cuerpo y significa vida, significa reproducción, significa cuidados. Para ella, la lucha por la vida es la lucha por el cuerpo y es la lucha por los aspectos más fundamentales “y el Estado no puede decidir cuál es el patrón de nuestras vidas. Por eso nosotras la defendemos”. Para Alipaz la reproducción de la vida está en todo, en los cultivos, en las semillas, en cómo afrontamos temas de salud, en la contaminación, en el acceso a la educación, en el cómo nos cuidamos y sostiene que no podemos tener una mirada fragmentada o sectorial de las violencias: “Por eso creo que hay que construir los nuevos feminismos también desde esta visión indígena de la defensa de la tierra-cuerpo-territorio que ponga la vida en el centro de todo”.

Paola Gareca es la secretaria ejecutiva de la Subcentral de Tariquía y principal dirigente de la resistencia en contra de la exploración petrolera en una área protegida, la Reserva de Flora y Fauna de Tariquía en la región sureste del departamento de Tarija, en el sur del país.

El año 2015 el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) aprobó tres Decretos Supremos de forma consecutiva que establecen modificaciones normativas al proceso de Consulta Previa a comunidades indígenas, la apertura de actividades hidrocarburíferas en “las diferentes zonas y categorías de áreas protegidas” y modificaciones a la normativa ambiental sobre los límites permitidos para descargas sobre agua y aire de contaminantes producidos por el sector hidrocarburífero. Estos decretos permitirían a la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos -Chaco, junto con la brasileña Petrobras, perforar pozos exploratorios.

Desde entonces las comunidades empiezan a movilizarse en defensa de esta área natural, que está protegida desde hace 30 años por su biodiversidad y su condición de fuente de agua para la región.

Gareca se convierte en la primera mujer que lidera la lucha contra las empresas petroleras a pesar de las agresiones, ataques y violencia gubernamental y empieza a revelar el carácter profundamente patriarcal y machista del capitalismo en su fase más salvaje: el extractivismo depredador de la Madre Tierra. Para Gareca hay que defender la Tierra porque ella nos alimenta. Es parte de nosotras.

Este reportaje forma parte del proyecto ‘Voces, narrativas y prácticas por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias en Bolivia’, de la Fundación Intered que ha recibido el apoyo de la Beca DevReporter 2019 que otorga LaFede.cat, a través del financiación del programa Frame, Voice, Report!, de la Unión Europea, de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) y del Ayuntamiento de Barcelona.

 

+ Info

Exposición Transmedia

El pasado mes de marzo inauguramos la exposición transmedia Tejiendo Voces contra la violencia patriarcal en Bolivia en el Ateneu del Raval de Barcelona. Como consecuencia de las medidas de confinamiento no hemos podido recibir a más grupos para vivir la experiencia transmedia en el Ateneu y hemos elaborado una versión On Line de la misma para que podáis disfrutar de los contenidos desde vuestras casas.

Se trata de una presentación PREZI con la que queremos continuar con la idea Transmedia de usar distintos soportes para la realización completa de su recorrido.

https://prezi.com/view/7Aa7fv0BfDQRuvqhO8vJ

04032020-IMG_1232

Artículos y reportajes de Marta Molina sobre la violencia patriarcal en Bolivia

Píkara Magazine: “Voces contra la violencia patriarcal en Bolivia

Voces contra la violencia patriarcal en Bolivia

[AUDIO] Territori Clandestí de Ràdio 4:

“Despatriarcalitzar les ments dels qui passen pel carrer”

https://www.ivoox.com/hef-a-bolivia-despatriarcalitzar-les-ments-dels-audios-mp3_rf_47867414_1.html
[AUDIO] Entrevista de Marta Molina a María Galindo del colectivo feminista y anarquista ‘Mujeres Creando’ de Bolivia

https://rtve.es/a/5503089
[AUDIO] Entrevista de Marta Molina a Adriana Guzman sobre feminismo para Wawas
https://rtve.es/a/5528691

 

800km per reivindicar condicions dignes de feina

Una cursa de relleus de 800km entre Bilbao i Barcelona per a reivindicar condicions dignes de feina. El #Correscales passa pel programa Solidaris de Catalunya Ràdio.

[Segueix els tracks la cursa a través de la pàgina http://correscales2016.org%5D

 

 

 

[México] La sonrisa de Joaquín, la paz de Tere

joaquin_3

Marta Molina. Barcelona, 7 de agosto de 2014

Conocí a Tere el 4 de Junio de 2011 en Cuernavaca, Morelos (México). Ese día partíamos hacia Ciudad Juárez en la “Caravana del Consuelo” organizada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Miles de víctimas de la guerra contra las drogas se disponían a atravesar el país pasando por las ciudades más violentas y convocando a todos aquellos familiares con hijos desaparecidos, secuestrados, maridos asesinados, esposas o hijas perdidas por culpa de la “guerra contra el narco”.

¿De dónde debe venir esa mujer pequeñita, delgada, de más de 50 años, de piel blanca, vestida con ropa de lino blanca, con el pelo corto, también blanco y los ojos azules? No parece mexicana, pensé. Me acerqué a ella y me di cuenta que sostenía un estandarte de bambú con la foto de un joven con una sonrisa preciosa. En la mano, unas margaritas blancas.

– ¿De dónde viene?, le pregunté.

– De Quintana Roo.

– ¿De tan lejos?

– Sí, de la península de Yucatán. ¿Has ido alguna vez?

– No, -le dije.

– Pero quién sabe, tal vez algún día…

Nos reímos y le confesé que cuando la vi, pensé que no era mexicana. “Siempre se piensan que soy gringa pero nací en el Distrito Federal (DF) aunque me fui a vivir a Cancún hace muchos años. Allí nació Joaquín, el de la foto, el de la sonrisa linda, mi hijo. Lo mataron el año pasado en su departamento en el DF”.

Tragué saliva y le di un abrazo.

La Caravana ya arrancaba. Ella se subió al camión número uno, el de las víctimas, la avanzadilla de 17 camiones más que viajaban hacia Ciudad Juárez (Chihuahua) en esta ruta del dolor. Ese día Teresa empezó a contar quién era Joaquín a los que nunca lo conocimos en persona para que hoy, algunos, tengamos el privilegio de que sea nuestro hermano pero sobre todo para que no nos cansemos de luchar por la justicia, la paz y la dignidad.

Hoy, 7 de agosto de 2014, se cumplen cuatro años de la muerte de Joaquín. Tenía 21 cuando lo asesinaron brutalmente en su apartamento. Se acababa de trasladar al DF para estudiar arquitectura en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) dejando a su mamá, sus dos hermanos menores, Diego y Fabián, el mar de Cancún, el surf y las olas que tanto le gustaban. Escuchaba John Lennon, Bob Dylan y Sublime y le encantaban las películas de Tarantino. Quería ser arquitecto y construirle una casa a su madre.

Tere es una mujer luchadora, incansable, resistente. Recuerdo cuando, juntas, encontramos por casualidad un dibujo y un texto de Joaquín escondido dentro de un libro en la cabaña de una amiga suya en una playa de Quintana Roo. Debía tener no más de 15 años cuando lo hizo. En ese instante Tere respiraba paz y tranquilidad y empezó a hablar de su hijo con una sonrisa serena.

Aprendí de Tere sobre la necesidad de perder el miedo para luchar por la paz en un país en guerra. “La noviolencia tiene que empezar encontrándola dentro de nosotros mismos”, me decía cuando insistía en la necesidad de organizarnos como movimiento por la paz. “Luego viene la acción y también la resistencia civil, Marta. Tenemos que empoderarnos y claro, usar la imaginación y la creatividad”.

Conocimos juntas a Manuelito, de Las Abejas de Acteal en Chiapas, quien ya no está entre nosotros. Aprendí con ella sobre la lucha noviolenta de los indígenas mayas tsotsiles de Los Altos de Chenalhó que sufrieron una masacre por parte de un grupo paramilitar en 1997. Desde entonces, cada 21 de diciembre Tere va a visitarlos y se une a las jornadas de ayuno y oración. Allí donde descansan los restos de los 45 muertos descansa también la foto de Joaquín, la que llevaba cuando la conocí, hace tres años, en Cuernavaca.

Tere fue alumna de la Escuelita Zapatista el año pasado y aprendió todavía más sobre organización metiéndose en las entrañas de la Selva Lacandona chiapaneca escuchando y conviviendo con las bases de apoyo. Marchas por la paz en México, talleres de organización noviolenta, caravanas al norte y al sur del país fueron sus primeros pasos como organizadora.

Joaquín, estaría orgulloso de su madre quien nunca dejó de luchar por la paz desde el dolor del asesinato de su hijo. Caminó todo México y parte de los Estados Unidos pidiendo justicia y paz para un México desgarrado junto a otras madres que, como ella, habían perdido a sus hijos en una guerra que intenta esconderse desde el gobierno pero que sus muertos le ponen nombre.

Hoy abrazo a Tere, y lo hago encendiendo una vela para Joaquín desde Barcelona. Y la pongo en un vaso de mosaico de cristales verde-azulados, del color del mar caribe, un vaso muy especial, hecho con las manos de la Tere artesana y que fue parte del altar de Joaquín. Un vaso que Tere le regaló a mi hermana Judith cuando la conoció hoy hace un año.

Desde aquí te recordamos, Joaquín, sonrisa hermosa, para que se haga justicia para todos los asesinados en México. Hermano, gracias por dejarme conocer a tu mamá. Tere, gracias por seguir luchando.

***

“Yo veo esta Caravana como el arrecife que tenemos en Quintana Roo, es un gran organismo, pero es uno solo y hay tiburones ballena y hay corales y hay rayas y depredadores… Pero es un organismo que se ve desde la luna. Entonces, cuando seamos una sociedad civil, cuando nos vean desde la Residencia del presidente en Los Pinos y desde las cámaras y desde los medios y digan “la sociedad civil mexicana es una sociedad que está trabajando por la paz”, entonces, vamos a alcanzar la paz.” Teresa Carmona, Caravana del Consuelo, 2011. Ciudad Juárez. México.

 

Imagen

[#Barcelona] Activists demand “No More Complicity with Israel”

1

@martamoli_RR

81 Gazawis have been killed since Tuesday 8th 2014 and more than 700 have already been injured including women, children and the elderly.

Protests are being organized in cities all around the world to respond to the bombing of Gaza and the ongoing genocide on the Palestinian people.

Yesterday afternoon at least 200 people rallied at the Sant Jaume Plaza in Barcelona, Catalunya, to demand an end to the bombing of Gaza and require that the Catalan government and Barcelona city government suspend all commercial, scientific, and cultural exchange with the State of Israel and join the International Boycott, Disinvestment, and Sanctions (BDS) movement, which began in 2005 as an initiative of Palestinian civil society.

Yesterday’s protest organizers were members of the Catalunya BSD group. Last year they began a campaign, “No More Complicity with Israel” to denounce the role that Israel plays in the design, investigation, implementation, and sale of different systems of repression to various countries in the world. Today, a number of companies and Spanish corporations, including Catalan companies, continue to profit from the occupation of Palestine, with the support of their respective governments.

[México] Subcomandante Marcos’ disappearing act


La_realidad-20

Marta Molina | Waging Non Violence

On a rainy day in late May in the middle of the Lacandon jungle of southeastern Mexico, thousands of people listened to the final speech of the figure known as Subcomandante Marcos, once the spokesperson for the Zapatista movement.

“My name is Galeano,” he said. “Subcomandante Insurgente Galeano. Is anyone else named Galeano?” he asked.

Suddenly, all members of the command of the Zapatista Army of National Liberation, known as the EZLN, responded: “I am named Galeano… We are all Galeano,” they answered.

“Ah, that’s why they told me that when I was re-born, I’d be born collectively,” Marcos replied.

This communiqué, which lasted nearly one hour, was both the last speech of the figure who has been the public face of the Zapatista movement since 1994 and a final act of commemoration for Galeano, a Zapatista compañero who was murdered in May in La Realidad, the jungle region of Chiapas, Mexico. It was also — at least as far as mainstream media is concerned — one of Marcos’ least understood poetic acts.

The Zapatistas refused to permit any mainstream or corporate media to attend the event, which left only a small number of independent, free and autonomous journalists at the commemoration. The result was that outlets such as BBC quicklyannounced that Marcos was “stepping down” due to “‘internal changes’ within the 20-year-old, far-left guerrilla group.”

Yet, as is often the case with the Zapatistas, the complexities of the movement and its vision are far removed from the way it appears in the corporate press. “If anyone else is interested in knowing what happened on this day, they’ll have to look to the free media,” said Subcomandante Marcos, before beginning to read the key points of the last communiqué.

Holograms

The main square of La Realidad, one of the five Zapatistas’ autonomous and self-governed regions known as caracoles, began filling up quickly on the morning of the May 24 as more than 2,000 people from the Zapatista grassroots communities arrived. These participants of the movement who live in the autonomous Zapatista municipalities are known as the bases de apoyo, which means “bases of support.” Another approximately one thousand people from across Mexico arrived in solidarity caravans to hug the family of Galeano, a Zaptista who was recently murdered by members of the Independent Center for Agricultural Workers and Historic Peasants, which is a group of paramilitary forces in this area of Chiapas.

The day was far from a traditional commemoration for a murdered comrade. Instead, the Zapatistas insisted that they did not come to bury Galeano, but rather to unearth and give life to him for all of the paramilitary attacks he received, for being a teacher in the zone, and for being a candidate to the Council of Good Government, known as the Junta de Buen Gobierno, for 2014 to 2018. He was also a guardian during theZapatista Little School.

Around midday, Subcomandante Insurgente Marcos arrived on a horse, wearing an eye patch on his right eye, like all the Zapatista insurgents and commanders that day. (This, I couldn’t help think, must be to see the world from the left.) As Marcos explained, his whole spokesperson character had been a performance, which he characterized as “a terrible and marvelous magic trick.” In Marcos mind, this character was an elaborate act of creative resistance. “Indigenous wisdom challenged modernity in one of its own bastions: in the media,” he explained.

Throughout the years, Marcos has been notorious for playing tricks on the mainstream media, in part to create distractions in order to give the movement time and space to grow. In one of his most recent stunts, Marcos faked terminal illness, which sent rumors through the media for years. But the trick wasn’t only on the corporate-owned media; it was also on many of the movement’s supporters. In Marcos’ words, “They had hated and loved a hologram. Their loves have then been useless, sterile, vacuous, empty.”

Justice, not vengeance

The day was also an opportunity for Subcomandante Insurgente Moisés, who became the group’s new spokesperson in 2013, to brief the community about the ongoing attacks by paramilitaries and the progress being made in the investigation of Galeano’s assassination. Moisés told the crowd that a woman “hit him with a machete across the mouth” and another woman “dragged the body” of the murdered Zapatista. Despite the violence, Moisés also reiterated the movement’s decision to respond to this violence by asking for justice, without vengeance or deaths. “As warriors, we understand that we will die either due to sickness or in this war,” said Moisés. “But they will never be able to destroy our autonomy or our struggle for freedom… We will use our anger against the capitalist system.”

Moisés warned the crowd that the Zapatistas anticipate further government-sponsored violence. “We have to prepare to defend ourselves because this will not be the last paramilitary attack,” said Moisés, who explained that the assaults would likely come from paramilitaries belonging to Manuel Velasco Coello, the conservative Green Party governor of the state of Chiapas, and “the ultimate paramilitary” President Enrique Peña Nieto. “In light of this plan,” Moisés warned, “we should resist provocations from organizations controlled by those bad governments … and those who sate their ambitions accepting large quantities of money.”

Despite the threat, Marcos’ final communiqué also spoke to the group’s decision to pour energy into creation, rather than destruction.

“Rather than dedicating ourselves to training guerrillas, soldiers and squadrons, we developed education and health promoters, who went about building the foundations of autonomy that today amaze the world,” he said. “Instead of constructing barracks, improving our weapons, and building walls and trenches, we built schools, hospitals and health centers; improving our living conditions. We chose to construct life. All this in the midst of a war that was no less lethal because it was silent.”

The final act

By the time night fell amidst the rain, Marcos executed his biggest trick of all: the disappearing act. For years, this figure who wears a disguise and a public face has been a useful “distraction” so that the organization could continue to be clandestine as the Zapatistas built their own schools, houses, autonomous hospitals and justice system, and as they cultivated their land and their liberty, which is to say, their autonomy.

“The EZLN will no longer speak through my voice,” Marcos said, explaining that Moisés will assume the role of spokesperson. “Cheers and until never,” he said. “Or until always — whoever understood will know that this no longer matters, and it never has.”

 

Vídeo

[Brasil] La entrada para ver el partido es gratis y el premio, la vivienda

El 12 de junio, comenzó la Copa Mundial de la FIFA en São Paulo, Brasil, en el estadio de Itaquerão, una inauguración marcada por las protestas y la represión policial en las calles. El mismo día empezó otra Copa, en el mismo barrio, Itaquera, el campeonato de “La Copa del pueblo”, en el solar de una ocupación de los trabajadores sin techo que cuenta con 4 mil familias. Jugaron barrenderos contra profesores, estudiantes contra trabajadores del metro y otros equipos con el nombre de categorías de trabajadores que siguen luchando por mejoras en sus áreas de empleo.

Fue un día de fiesta y lucha pacífica en el barrio de Itaquera en donde vimos la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí. La entrada para ver este partido es gratis y el premio, la vivienda.

El Colectivo de cineastas independientes Revira-Lata produjeron este documental de 4:19 minutos junto al movimiento de los trabajadores sin techo (MTST) de São Paulo.

[Retales de memoria: Resiliencia] “Tercera carta a mi hijo”  

Marta Molina (texto) y Alessandro Bo (fotos)

Ciudad de México, 11 de Junio de 2014

_MG_0093

Hace más de cinco años que Toño no ocupa su cuarto, pero está todo intacto. Su ropa en el armario, sus muñecos de jugadores de hockey sobre hielo,  y su colección de coches de metal repartida en tres estanterías encima de su cama. En la pared, una reproducción del cuadro de “El dormitorio en Arlés” de Van Gogh y una enorme bandera de Canadá, país en el que estudió durante un año.

María Guadalupe respira profundo antes de empezar a escribir la tercera carta a su hijo aún a sabiendas de que no podrá enviarla a ningún lugar.

Le tiembla la voz, sus ojos claros se llenan de agua pero no salen lágrimas. Ya no le quedan. A veces habla de Toño en presente, a veces en pasado y a veces usa ambos tiempos verbales seguidos. “Era, es, no sé”, dice.

Resiliencia es la palabra que mejor define a esta mujer de 64 años que desde el 25 de enero de 2009 cuenta los días que hace que su hijo no está con ella.

Toño, a los 32 años empezó a trabajar con ICA Fluor Daniel, filial de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), la mayor constructora de México, en Monclova, Coahuila, estado limítrofe con Estados Unidos. “Siempre quiso ser constructor y luchó por trabajar de lo suyo y lo consiguió. Era bueno en lo que hacía. Nos visitaba cada dos meses hasta el 25 de enero de 2009”.

Querido Toño,

Han pasado tantos meses, tantos años, cinco años y casi cinco meses. Se aproxima tu cumpleaños  y esas fechas le marcan a uno. 38 cumplirás.

Estamos bien. Seguimos buscándote. Donde quiera que estés, que estés bien, no te preocupes por nosotros, porque Dios nos ha dado mucha fortaleza. Estamos de pié que es lo importante. Si en algún momento, la adversidad que te tocó vivir, las personas que te hicieron tal adversidad, nos tumbaron, nos derribaron, nos hemos ido levantando poco a poco y estamos en la lucha.

Confiamos en que un día Dios nos va a hacer el milagro de que sepamos de ti, como sea su voluntad. Porque no queremos quedarnos sin saber en donde quedaste, sin saber… qué pasó. Por qué y para qué. Y sobre todo que haya justicia, que las personas malas paguen con cárcel lo que hicieron porque se llevaron a mucha gente inocente que no tenía nada que ver con la delincuencia.

Donde estés que sepas que te seguimos amando y que te recordamos todos los días, que no dejamos de nombrarte y yo en especial le agradezco a Dios haber sido tu mamá, que me haya dado un hijo tan maravilloso. Porque eras el pegado a mí.

Qué lástima que te gocé tan poco tiempo pero todos los “te quiero”, todos los abrazos que nos pudimos dar, nos los dimos. Es una de las cosas que me ayudan a sobrevivir.

No se si ya lo presentías pero cuando te fuiste a trabajar a Coahuila cada llamada era un “te quiero mucho mami, no lo olvides, te quiero mucho”. Que sepas que esto me ayuda a seguir sobreviviendo porque siempre nos dimos ese cariño.

Hijo mío donde quiera que estés no te olvides de nosotros y con interdicción de Dios cuídanos y protégenos y que logremos el objetivo que es encontrarte. Como sea pero encontrarte.

Al salir del cuarto, a la derecha, hay un pequeño altar en el que María Guadalupe se hincaba a rezar cada día a las seis de la tarde, la hora en que su hijo desapareció, hasta que se lastimó las rodillas. Hay una foto familiar en la que está Toño, su hermana y sus papás, los cuatro sonrientes en lo que parece la escena de un cumpleaños a juzgar por el pedazo de pastel que se cuela en la parte inferior del marco. Una vela, apagada, varios santos y una gran estampa de la Virgen de Guadalupe. “Me la regaló una amiga”, dice la mamá de Toño. “Ella tenía una hija desaparecida y la encontraron a los siete meses. Cuando me la dio me dijo que cuando apareciera Toño, la pasara y se la diera a otra persona, pero hasta día de hoy, no pude hacerlo”.

Resiliencia es María. Quien convirtió su dolor y su enojo en la fuerza necesaria para recorrer el país con la foto de su hijo organizando caravanas de paz con movimientos de víctimas que luchan en contra de la guerra contra las drogas en México. Se juntó con organizaciones de derechos humanos que exigen justicia por los desaparecidos y asesinados y convirtió su vida en un periplo de investigación y lucha para encontrar a su hijo.

Para José Antonio Robledo Fernández, Toño. Desaparecido en Monclova, Coahuila el 25 de enero de 2009.

 

“Los malos gobiernos piensan y quieren que nos matemos entre indígenas”

La_realidad_moises

Subcomandante Insurgente Moisés en La Realidad, Chiapas el 24 de mayo de 2014. Foto: Marta Molina. Medios libres, alternativos, autónomos o como se digan.

“Los malos gobiernos piensan y quieren que nos matemos entre indígenas”

SCI Moisés, CCRI-CG EZLN.

30 de mayo de 2014, San Cristóbal de las Casas.

Por Eureka Guerrero CML (Centro de Medios Libres) ¿Qué es el paramilitarismo?

El paramilitarismo es una estrategia del Estado para fragmentar los procesos organizativos de lucha creando mercenarios entrenados por el ejército y/o la policía para que ataquen comunidades indígenas organizadas.

El pasado 24 de mayo, en el homenaje al compañero Galeano -asesinado por paramilitares el 2 de mayo de 2014 en La Realidad, Chiapas-, en voz del Subcomandante Insurgente Moisés, se leyó un comunicado de parte de la Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (CCRI-CG EZLN) que citaba algunos de continuos ataques paramilitares que han sufrido en los últimos meses por parte de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos – Histórica (CIOAC-H), organización campesina que fue contratada por el mal gobierno y por las y los poderosos para atacar a las comunidades zapatistas.

– Ataque a la comunidad “10 de Abril” del Caracol de Morelia, en enero del presente año.

– Ataque a una comunidad que colinda con La Realidad, hace un año.

– Balacera a gente de Guadalupe Los Altos por el Río Euseba, hace un mes.

– Balacera a gente de San José Las Palmas, por Las Margaritas, hace un mes.

– Enfrentamiento con el ejido Miguel Hidalgo, Las Margaritas, hace quince días.

– Enfrentamiento con la misma gente de su municipio “Rayón”, por el norte de Chiapas, hubo muertos.

– El pasado 2 de mayo, atacaron con emboscadas a las y los compañeros de La Realidad y asesinan cruelmente al compañero Galeano.

Junto con esta enumeración de ataques se hicieron varias denuncias más y se dieron algunas informaciones referentes al avance de las investigaciones sobre el homicidio de José Luis Solís López, Galeano. Se informó que Florinda Santis de La Realidad, anti-zapatista y regidora del Partido Acción Nacional (PAN) en Las Margaritas, es la que pagó a las y los paramilitares asesinos para que emboscaran y atacaran a la comunidad. “Santís, junto con Luis H. Álvarez“El Carmelino” y demás (ex-gobernadores, presidentes municipales, gobiernos estatales, diputados, senadores y el gobierno federal) se reunían para poder planear y lograr el trabajo paramilitar.”

El paramilitarismo es un plan contrainsurgente que en Chiapas se ha caracterizado por simular conflictos entre comunidades indígenas cuando en realidad se trata de ataques planeados a comunidades que están en lucha, en éste caso, las zapatistas.

La CIOAC-H en La Realidad, está dirigida por líderes paramilitares conocidos como “Los Luises”, quienes a su vez son dirigidos por Manuel Velasco Coello, gobernador de Chiapas (Partido Verde Ecologista), que está a las órdenes del actual presidente de México Enrique Peña Nieto (PRI).

“Y para poder limpiar el nombre del gobierno, tienen que nombrar a los culpables. Entonces los medios de paga, comienzan a lanzar las notas periodísticas donde afirman que no es un ataque dirigido hacia estas comunidades, sino que los denominan como “conflictos internos” entre comunidades, con un sesgo racista y clasista: “(…)de por sí los indios son violentos”, comenta el Subcomandante Insurgente Moisés en el comunicado.

El paramilitarismo es la implementación de políticas para la división de pueblos indígenas. Desde las típicas promesas del político en campaña sobre el mejoramiento de los servicios públicos hasta el ofrecimiento de proyectos tales como “Oportunidades”, con la condición del alejamiento y rechazo total al zapatismo – en el caso de Chiapas.

Las discusiones que por lo general se tienen entre los líderes del pueblo y sus habitantes por el uso de la tierra, del agua, de la arena y grava. Temas sobre religión y sobre familia, sus usos y costumbres y tradiciones. Programas como “La Cruzada Contra El Hambre” son pruebas de la contrainsurgencia y el plan del gobierno de desarticular y hacer desaparecer todo tipo de organización interna de los pueblos originarios.

Los malos gobiernos no nos respetan como indígenas que somos, nos ven como perros y piensan que somos perros, porque los perros se muerden entre ellos y se matan entre ellos, según quien gane. Nosotros decimos claro que no somos perros.

Somos una organización, que luchamos por la Liberación Nacional, anticapitalistas. Luchamos por la Libertad, Justicia y Democracia. Luchamos por un mundo mejor, un mundo donde quepan todos los mundos.” sentencia el Subcomandante Insurgente Moisés a voz de la CCRI-CG EZLN.

El mismo día, pero pasada la medianoche, en el último comunicado del Subcomandante Insurgente Marcos se denuncian varios ataques de paramilitares y contrainsurgentes; éste, hace una cronología explícita desde 1995 hasta hoy día:

(…)columnas blindadas de tropas federales, como ocurrió en la Zona de Los Altos de Chiapas.”

Tanquetas frenadas por las mujeres zapatistas y a falta de parque fue con mentadas de madre y piedras que la serpiente de acero tuvo que echarse para atrás.”

Y en la Zona Norte de Chiapas, padecer el nacimiento y desarrollo de las guardias blancas, recicladas entonces como paramilitares; y en la zona Tzotz Choj las agresiones continuas de organizaciones campesinas que de “independientes” a veces ni el nombre tienen; y en la zona de la Selva Tzeltal la combinación de paramilitares y contras.”

Persecución con toda la maquinaria de guerra, la invasión de poblados, el “peinado” de montañas, el uso de perros adiestrados, las aspas de los helicópteros artillados alborotando los copetes de las ceibas, el “vivo o muerto” que nació en los primeros días de enero de 1994 y alcanzó su nivel más histérico en 1995 y el resto del sexenio del ahora empleado de una trasnacional y que esta zona de Selva Fronteriza padeció desde 1995 y a la que se suma después la misma secuencia de agresiones de organizaciones campesinas, uso de paramilitares, militarización y hostigamiento.”

La masacre de Acteal, ocurrida hace 17 años es también un ejemplo claro para entender lo que es el paramilitarismo. Cuando el EZLN en enero de 1994 se levanta en armas, hubo comunidades no-gobiernistas. Una de éstas fue la de Acteal, ubicada en Los Altos de Chiapas. Un 22 de diciembre de 1997, mientras que las y los habitantes estaban en la explanada haciendo una oración colectiva por la paz en el mundo, fueron emboscados y atacados por paramilitares del PRI en el gobierno de Ernesto Zedillo, masacrando a 45 personas, hombres, mujeres, ancianos y ancianas, niños y niñas y 3 nonatos.

También, las y los compañeros del EZLN y de las Bases de Apoyo Zapatistas (BAZ) afirman que el asesinato, del compañero Galeano, “fue tan despiadado y ejecutado de esta manera porque a quien pretendían aniquilar era al ezeta: Por eso la gente se mueve, porque cree en esta lucha y se da cuenta que es anticapitalista. (…)por eso tanta crueldad en la forma de cómo lo asesinaron al compa Galeano, porque así les ordenó, así les dijo el mal gobierno de Peña y Velazco, y tienen que cumplir, para eso están pagados.”

Además, se comunicó que una de las tantas amenazas por parte de los paramilitares a las Bases de Apoyo Zapatistas (BAZ) fue que planeaban tomar el caracol de La Realidad. Las y los compañeros nos dijeron que como el EZLN tiene el compromiso de proteger a los pueblos debían cancelarse los eventos planeados para el mes de Mayo y Junio “hasta nuevo aviso”. El cinturón de milicianos que rodeaba a las BAZ el día del homenaje a Galeano, fue un acto simbólico para dar un mensaje: las y los compañeros Bases de Apoyo, están en peligro y al mismo tiempo protegidos por el EZLN.

A partir de éstas amenazas, en el último comunicado del 27 de mayo del SCI Moisés, se anota que habrá un campamento de paz y observación en La Realidad. La primer salida será el próximo miércoles 4 de junio y la convocatoria la lanzará “el Frayba en los próximos días.”

Ante las agresiones a las comunidades zapatistas, como sociedad civil adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y como medios libres, alternativos, independientes, autónomos o como nos digamos todas y todos: tenemos la responsabilidad de romper el cerco informativo y de llevar a donde sea posible y se nos permita la información que se nos está dando y apoyar, dentro de nuestras posibilidades y desde nuestra trinchera, a los movimientos autónomos en lucha y resistencia por un mundo mejor, un mundo nuevo, un mundo muy otro, donde quepan muchos más.

Todos somos los medios libres.

Rompamos el cerco informativo desde abajo y la izquierda.

Todos somos Galeano.

Zapata vive, la lucha sigue.

EZLN anuncia campamento civil de paz en La Realidad

@martamoli_RR

español / english

En un comunicado firmado por el Subcomandante Insurgente Moisés el EZLN (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional) anuncia que habrá una nueva edición del primer grado de La Escuelita de la Libertad -todavía sin fecha- y del segundo grado “para los que aprobaron que son unos cuantos los que pasaron o sea que pueden avanzar, porque no todos cumplieron cabal de lo que se comprometieron como alumnos”, comenta.

Bases de Apoyo Zapatistas reciben a la Caravana #GaleanoVive en el camino de terracería que llega hasta el Caracol de La Realidad.

Bases de Apoyo Zapatistas reciben a la Caravana #GaleanoVive en el camino de terracería que llega hasta el Caracol de La Realidad. Foto: Marta Molina. Medios libres, autónomos, independientes o como se digan. 24 de Mayo de 2014. La Realidad, Chiapas, México

También anuncian que se realizará un Campamento Civil de Paz en La Realidad, donde Galeano fue asesinado el pasado 2 de Mayo, coordinado por el Centro de Derechos Humanos FRAYBA al que, dicen, serán bienvenidos los que “pueden ser testigos y observadores y escuchas, ya que la situación no está solucionada. Porque los asesinos siguen libres y la fuerza que tienen y los impulsa a hacer cualquier cosa es el alcohol, además de que algunos de ellos tienen antecedentes de consumir drogas”.

El Subcomandante Insurgente Moisés subraya que el campamento es de gran importancia pues “los compañeros y compañeras bases de apoyo zapatistas tienen que regresar en sus casas, porque no podrán estar todo el tiempo en el caracol, porque tienen que trabajar para poder sostenerse de la familia”.

El primer campamento civil por la paz tendrá lugar el próximo 4 de junio y los que quieran participar deberán coordinarse con el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas.

También avisan que van a retomar el encuentro con los pueblos indígenas de México y el CNI (Congreso Nacional Indígena) programado en un primer momento para finales de este mes de mayo pero que tuvo que ser suspendido por el asesinato al base de apoyo zapatista, Galeano. Tampoco hay una fecha concreta para el evento todavía.

En este comunicado invitan también a los que puedan conseguir material para la construcción de la escuela y la clínica que fueron destruidas durante el ataque paramilitar del pasado 2 de mayo, “como ya saben, los paramilitares al servicio de los malos gobiernos los destruyeron la escuela y la clínica que tenían las bases de apoyo zapatistas. Y así como desenterramos al compa Galeano, -a partir del Homenaje del pasado 24- pues lo tenemos que volver a levantar la escuela y la clínica”. Tanto la escuela como la clínica, se construirán en un lugar nuevo, anuncian.

En palabras del Subcomandante Moisés, insisten que “de modo que los malos gobiernos entiendan que no importa cuánto destruyan, nosotros siempre construiremos más. Así pasó cuando el Zedillo destruyó el Aguascalientes en Guadalupe Tepeyac, y entonces se construyeron 5 Aguascalientes por el uno que destruyeron.”

Al final del comunicado se refieren a los medios de paga y afirman que “sí es cierto lo que ya había dicho el ahora finado Supmarcos: ni escucharon, ni entendieron”. En este sentido desmienten las acusaciones que se hacen a los medios libres “que los acusan que son de parte de zapatistas y que les pagan por los zapatistas, como si decir la verdad de la realidad de La Realidad fuera un trabajo de paga y no un deber” y atribuyen estas acusaciones al hecho de que no fueron invitados al Homenaje del pasado 24 de Mayo. “Pero lo vemos claro que es su coraje porque los medios de paga se quedaron fuera de la realidad.”

 

***

 EZLN Announces Civil Peace Encampment in La Realidad

In a communiqué signed by Subcomandante Insurgente Moisés, the EZLN (Zapatista Army of National Liberation) announced that there will be a new round for the first grade of The Escuelita on Freedom—still without a date—and of the second grade “for those who passed, those who got through or rather who can advance are a few, because not everyone fulfilled just what they committed to as students,” he commented.
Zapatista Support Bases received the #GaleanoVive Caravan on the dirt road which goes to La Realidad Caracol. Photo: Marta Molina. Free, autonomous, independent media. May 24th, 2014. La Realidad, Chiapas, Mexico.
They also announced that a Civil Peace Encampment will be realized in La Realidad, where Galeano was murdered last May 2nd, coordinated by the FRAYBA Human Rights Center to which, they say, those who “can be witnesses and observers and listens, since the situation is not solved. Because the murderers continue free and the force that they have and alcohol is what pushes them to do anything, in addition to the fact that many of them have antecedents of consuming drugs.”
Subcomandante Insurgente Moisés underlined the fact that the encampment is of great importance as “the Zapatista support base compañeros and compañeras have to return to their homes, because they will not be able to be in the Caracol all the time, because they have to work to be able to sustain themselves in the family.”
The first civil encampment for peace will take place next June 4 and those who wish to participate must coordinate with the Fray Bartolomé de Las Casas Human Rights Center.
They also notified that they are going to retake the encounter with the indigenous peoples of Mexico and the CNI (Indigenous National Congress), scheduled at first for the end of this May but which had to be suspended due to the murder of the Zapatista support base, Galeano. There still is not a concrete date for the event.
In this communiqué they also invite those who can acquire material for the construction of the school and the clinic which were destroyed during the paramilitary attack last May 2nd, “as you already know, the paramilitaries at the service of the evil governments destroyed the school and the clinic which the Zapatista support bases had. And just as we dug up compa Galeano—beginning with the Homage last May 24th—well we have to again raise up the school and the clinic.” Both the school and the clinic, will be constructed in a new place, they announced.
In the words of Subcomandante Moisés, they insist that “in a way that the evil governments understand that it does not matter how many they destroy, we will always build more. It happened like this when Zedillo destroyed the Aguascalientes in Guadalupe Tepeyac, and so 5 Aguascalientes were built for the one that they destroyed.”
At the end of the communiqué they refer to the paid media and affirm that “what the now deceased Supmarcos had said is true: neither did they listen, nor understand.” In this sense they deny the accusations that are made against the free media, “that they accuse them that they are part of the Zapatistas and they are paid by the Zapatistas, as if saying the truth about the reality of La Realidad were paid work and not a duty,” and they attribute these accusations to the fact that they were not invited to the Homage last May 24th. “But we see clearly that it is their anger because the paid media remained outside of reality.”
Translated from Spanish by Henry Gales.