Seguimos ¡Hasta la Madre!

IMG_2997_A_Altar Cuernavaca

Hace cinco años que en el zócalo de la ciudad de Cuernavaca, en el Estado de Morelos (México) reposa una ofrenda a los muertos de una guerra atroz e inmunda, la mal llamada “guerra contra las drogas” que ya costó más de 80.000 muertos 20.000 desaparecidos y 120 desplazados. Hace cinco años que los muros de esta misma plaza se llenaron de placas con los nombres de los muertos y desaparecidos. Hace cinco años que el grito de “estamos hasta la madre” resonó en México y empezó a organizarse un movimiento de víctimas que, desde el dolor, pedía justicia y el fin de una guerra que hasta hoy sigue llevándose a padres, madres, hijos, hijas, hermanos y hermanas, destruyendo familias enteras y tratándolas como daños colaterales y cifras sin nombre condenando a sus familiares a vivir muriendo de dolor, un letargo sin fin que convierte su día a día en un anhelo para encontrar a sus desaparecidos o en una esperanza para que se haga justicia por los que fueron asesinados.

La madrugada del 27 de marzo de 2011 mataron a Juan Francisco Sicilia, de 24 años, hijo de María Ortega y Javier Sicilia, poeta y periodista mexicano. Lo asesinaron junto con 6 amigos: Jaime Gabriel Alejos Cadena, Luis Antonio y Julio Cesar Romero Jaime, Álvaro Jaime Aguilar, María del Socorro Estrada Hernández, y Jesús Chávez Vázquez.

La aparición los siete ejecutados en Temixco (Estado de Morelos) la mañana del 28 de marzo de 2011 despertó la indignación de varios grupos de jóvenes (algunos fueron alumnos del poeta Sicilia) en la ciudad de Cuernavaca y de personas cercanas a Juanelo y a sus padres, Javier Sicilia y María Ortega. Ellos fueron los responsables de esta ofrenda que, hasta el día de hoy mantiene viva la memoria de los muertos.

Un mes después, el 5 de mayo de 2011 el poeta Sicilia convocó a una Marcha Nacional por la Paz a la que acudieron miles de personas que caminaron durante 3 días desde Cuernavaca hasta llegar a la Ciudad de México. Esta movilización congregó a víctimas de la guerra contra las drogas de todo el país bajo el grito de “estamos hasta la madre”. Por primera vez en muchos años miles de mexicanos salieron a la calle exigiendo justicia, paz y dignidad. Algunos llegaron solos, con las fotografías de sus familiares impresas en mantas, estandartes, lonas y camisetas. Allí se encontraron con otros que, como ellos, veían esta movilización como una esperanza de justicia.

Así nació el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) que a día de hoy celebra su quinto aniversario luctuoso. Un movimiento que desde el asesinato de Juanelo en 2011 organizó dos caravanas en México convocando a las víctimas y radiografiando el dolor, una hacia el norte del país (desde la Cuernavaca a Ciudad Juárez) y otra hacia el sur (que llegó hasta la frontera con Guatemala). Dialogaron con las víctimas, con los pueblos indígenas y aprendieron de varias formas organizativas y de lucha que existen en México y hasta llegaron a dialogar con el entonces presidente Felipe Calderón exigiéndole un alto a la guerra y una reparación de daños a las víctimas colocándolo de cara a la nación y obligándole a oír testimonios la historia de las víctimas de su guerra desatada desde 2006. Durante cinco años organizaron actos de resistencia civil, de ocupación de espacios públicos como memoriales y juntos empezaron a poner nombre a los muertos y desaparecidos.

Cinco años después, otro presidente impuesto gobierna México (Enrique Peña Nieto, del PRI-Partido Revolucionario Institucional) y la guerra sigue y el andar del Movimiento, también.

La guerra sostenida e impulsada desde el Poder Ejecutivo, lejos de cesar, ha agravado la situación de los más amplios sectores de la sociedad mexicana: Ejemplo de ello, son los homicidios y agresiones impunes en contra de periodistas en todas las regiones del país; la traición y la criminalización de los pueblos de Michoacán y Guerrero, la criminalización de las autodefensas y las policías comunitarias, la engañosa retórica alrededor de la atención, claridad y rendición de cuentas para reparar el daño que miles de familias reclaman en el camino hacia la aplicación de la Ley General de Víctimas.
Cinco años después, los familiares de las víctimas siguen sembrando justicia y memoria en este México que, herido por la ineptitud y ceguera del actual gobierno, continúa con esta guerra. Sólo con la memoria y la reconquista del espacio público para la ciudadanía lograremos vencer el miedo y la parálisis.

La guerra contra el narcotráfico continua siendo una manifestación de políticas y acuerdos internacionales que sitúan a México como el campo de batalla donde a los mexicanos y centroamericanos les toca pagar una alta cuota de vidas humanas para que las drogas lleguen a su destino, para que el comercio de armas continúe siendo el negocio más fructífero y para que se continúe lavando dinero, aunque sea con la sangre de los muertos.

800km per reivindicar condicions dignes de feina

Una cursa de relleus de 800km entre Bilbao i Barcelona per a reivindicar condicions dignes de feina. El #Correscales passa pel programa Solidaris de Catalunya Ràdio.

[Segueix els tracks la cursa a través de la pàgina http://correscales2016.org%5D

 

 

 

[VIDEO/STREAM] Periodistas catalanes cuestionan el nombramiento del cónsul mexicano en Barcelona

En memoria del periodista y fotógrafo Rubén Espinosa, de 32 años, que fue asesinado este pasado verano en Ciudad de México habiendo denunciado las amenazas de muerte que recibía constantemente cuando trabajaba en Veracruz e intentaba hacer su trabajo en un país en guerra.

Barcelona, 4 de noviembre.- Marta Molina.- @martamoli_RR para el semanario La Directa (Traducción al castellano de Carla Giné)

Cuatro periodistas catalanes han cuestionado el nombramiento del nuevo cónsul mexicano en Barcelona, Fidel Herrera, que llegó a la capital catalana el pasado lunes 19 de octubre bajo una aureola de acusaciones de vínculos con el crimen organizado durante su etapa como gobernador del estado de Veracruz.

En una rueda de prensa desde el Colegio de Periodistas de Barcelona, y con el apoyo de varias organizaciones de derechos humanos y colectivos que trabajan por la paz en Cataluña, los periodistas Jordi Évole, Natza Farré, David Fernández y Marc Marginedas, han formulado 12 preguntas al nuevo cónsul de México relacionadas con el asesinato de periodistas, las desapariciones forzadas, las violaciones de derechos humanos a los inmigrantes que pasan cada día por el estado de Veracruz y las amenazas a sus defensores. David Bondia, presidente del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña, se ha dirigido al gobierno español preguntando por qué su presidente Mariano Rajoy declaró que no veía ningún impedimento en el nombramiento del nuevo cónsul y qué información tenían del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para conceder esta autorización diplomática teniendo en cuenta que se le vincula con actividades ilegales.

Con más de 60 personas en la sala de prensa, entre periodistas y organizaciones de derechos humanos, y más de 300 conexiones vía streaming, Lolita Bosch, escritora y activista catalano-mexicana, ha dado inicio a la conferencia de prensa explicando que, desde la llegada de Herrera a la ciudad, las organizaciones que trabajan por la paz en México no han dejado de recibir llamadas de varios medios para que les explicasen “quién era este señor, qué pasa en Veracruz y qué opinión tienen sobre Herrera”. Ante esta inquietud, y a través de 5 personas de la sociedad catalana, han querido dar voz a los mexicanos que viven en Barcelona y que no pueden cuestionar en persona a Fidel Herrera por miedo a represalias hacia ellos o sus familias, así como a los periodistas que desde México trabajan cada día para ejercer su derecho a informar y ser informados.

Bosch ha dejado claro desde el inicio que no tienen ninguna investigación sólida sobre los vínculos del cónsul con el narcotráfico, y que no quieren desacreditar a nadie sin haber investigado con rigor. “Para nosotros lo que estamos haciendo hoy es una oportunidad única para establecer un diálogo con el cónsul Herrera sobre temas que ha dejado pendientes en México como el asesinato de periodistas durante su gobierno, la violación sistemática de los derechos humanos de los inmigrantes y las amenazas a activistas.”

Natza Farré, periodista de la emisora radiofónica RAC 1, ha formulado su pregunta mientras se proyectaban las imágenes de los 170 periodistas asesinados o desaparecidos en Veracruz en los últimos años. Farré ha preguntado al cónsul sobre las investigaciones de los casos de los 9 periodistas asesinados durante su gestión y sobre el porqué del blindaje de la información sobre los gastos en comunicación social durante los seis años que duró su gobierno.

David Fernàndez, periodista del medio de comunicación La Directa, ha preguntado qué hizo el gobierno de Veracruz para buscar a los 134 desaparecidos durante el gobierno de Herrera y qué propuestas de colaboración recibieron sus familiares por parte de las autoridades estatales.

La pregunta de Marc Marginedas, periodista y corresponsal en Rusia del diario catalán El Periódico, ha llegado a través de un vídeo y hacía referencia a la fustigación de los medios online como Aristegui Noticias, Sin Embargo y otros medios de Veracruz, Ciudad de México y Tamaulipas por la publicación de una foto de Fidel Herrera con Francisco Pancho Colorado, persona vinculada al crimen organizado. Marginedas ha preguntado al cónsul sobre su vínculo con Juan Carlos Zaragoza Ríos, extrabajador de Televisa y que a día de hoy se le acusa de amenazar a periodistas que “ensucian” la imagen de algunos políticos.

Jordi Évole, periodista y presentador del programa ‘Salvados’ de la cadena de televisión La Sexta, se ha ocupado de cuestionar al cónsul sobre el trato que reciben los inmigrantes que pasan por Veracruz y, en concreto, por qué este estado del oriente mexicano se convirtió en el estado más peligroso para los inmigrantes centroamericanos durante el gobierno de Herrera y donde los defensores de derechos humanos eran más perseguidos. Évole ha citado parte de una entrevista de Regina Marínez, periodista del semanario Proceso, que fue asesinada el 28 de abril del 2012 en su casa. Martínez había descubierto y publicado los vínculos del actual gobernador de Veracruz, Javier Duarte, con el narco y su asesinado todavía resta impune a pesar de los intentos del gobierno de Veracruz de relacionarlo con un crimen pasional.

Al final de la conferencia de prensa el partido político Barcelona En Comú (al que pertenece la alcaldesa de la ciudad) ha publicado en su web un comunicado donde interpelan “a las autoridades españolas y catalanas para que se pronuncien sobre la aceptación del nuevo cónsul mexicano en Barcelona, vinculado al narcotráfico y la corrupción”. David Fernàndez, por su parte, ha anunciado que las CUP (Candidatura d’Unitat Popular) harán boicot institucional al consulado mexicana en Barcelona por respeto a las víctimas.

Desde 1971 Fidel Herrera ha militado en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ha sido diputado federal en cuatro ocasiones y fue escogido Senador de la República por Veracruz en dos ocasiones.

Según la revista Proceso, el ex gobernador contribuyó, junto a Miguel Alemán Velasco (su predecesor) y Javier Duarte de Ochoa (actual gobernador), a que la deuda del estado de Veracruz en 11 años (de 200 a 2011) haya tenido un crecimiento acumulado del 67,000%, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito (SHCP).

Herrera aparece en una lista de la revista Forbes entre los 10 mexicanos más corruptos del año 2013 y lo vinculan directamente con el grupo del crimen organizado de Los Zetas.

#‎Ayotzinapa en Barcelona (III): Quien deja huella no desaparece

Ayotzinapa_caravana_marxa-1-3 

(Parte III de una crónica en compás ternario que no tiene punto final) III, III

@martamoli_RR .- La tarde del sábado 9 de mayo, víspera de la celebración del día de las madres en muchos rincones de América, Barcelona gritó por Ayotzinapa en las calles del centro de la ciudad.

Ante la mirada atónita de los turistas que pasaban por la Plaça Universitat y entre carpas de propaganda electoral de algunos partidos políticos se leía el manifiesto de la Asamblea Ayotzinapa-Catalunya y trascurrían los mítines de varias organizaciones catalanas allí presentes como CGT CatalunyaHIJOS Barcelona o la campaña “Tanquem els CIE”, formada por varios colectivos organizados a nivel estatal para lograr el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros. La intervención de una persona de origen senegalés que actualmente vive en Barcelona recordó a los presentes el genocidio migratorio que se está produciendo en el Mar Mediterráneo y señaló que las personas que han perdido la vida tenían varios motivos para emprender su viaje: huir de conflictos políticos, bélicos o la pobreza. Todos ellos, directamente relacionados con la política exterior de la Unión Europea y sus intereses comerciales. Esta intervención hizo recordar a los presentes la cantidad de personas que desaparecen o mueren en estos centros antes de ser deportados o después de cruzar la frontera para llegar a España.

Acto seguido, los manifestantes se formaron para empezar a marchar cortando el tráfico de las calles más transitadas del centro. Desde el palco descubierto del Bus Turístico varias personas de distintas nacionalidades usaron sus cámaras para algo más que inmortalizar el skyline barcelonés y miraron hacia abajo. Ahí estaba el río de gente gritando “¡Ayotzinapa vive!” con fotografías de los rostros de los 43 desaparecidos y varias hileras de pañuelos bordados con sus nombres en verde.

Ayotzinapa_caravana_marxa-1-2

Se entremezclaban los gritos de “justicia” y “vivos se los llevaron, vivos los queremos” mientras los transeúntes contemplaban la marcha con distancia intentando entender cuál era exactamente el reclamo. Omar García, el estudiante sobreviviente e integrante de la Euro Caravana 43, agarró el micrófono y empezó a explicar de nuevo, ahora, a pié de calle, los motivos de la marcha.

“No hemos venido a dar lástima, hemos venido a contarles cómo está México y la violencia que vivimos cada día. Ahora los muertos, desaparecidos o secuestros alcanzan a cualquiera. Venimos a pedir solidaridad”

Después de pasar la Plaza Catalunya, punto neurálgico de Barcelona, se cruzaron con los trabajadores subcontratados de Telefónica – Movistar que siguen en huelga (una huelga medio silenciada por los medios comerciales) e intercambiaron los motivos de sus luchas. Mientras, al otro lado de la calle un salvadoreño y una colombiana asentados en Barcelona, reconocían la brutalidad de la que hablaba Omar. “Cuando dijo lo de los cuerpos en el basurero y lo de las desapariciones, enseguida pensé también en mi país”, comentó la mujer colombiana mientras su marido no dejaba de repetir “son palabras muy fuertes, pero tan ciertas…”.

Ayotzinapa_caravana_marxa-1

Después de hora y media, la marcha llegó a su fin, Plaça Sant Jaume, en donde se miran frente a frente los edificios del gobierno catalán y el de la ciudad. Allí se montó un templete improvisado y volvieron a intervenir los tres integrantes de la Euro Caravana.

Eleucadio subió a la tarima de palés entre aplausos y gritos de “no están solos”. Se mostró agradecido por la solidaridad recibida en Barcelona e insistió en que en México “el gobierno asesina, masacra y desaparece a los estudiantes, que son el futuro del país”. “Queremos que nos ayuden a encontrarlos”, reclamó.

Román Hernández, integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, intentó hacer recuento de los presentes y al no conseguirlo dijo “¡somos un chingo!. Y si contamos todos los que nos han venido acompañando en los diferentes países, pues todavía más” . Hernández agradeció también la solidaridad recibida en Catalunya: “Es una evidencia de que los padres y las madres de familia de Ayotzinapa cuentan con un gran respaldo internacional en su exigencia de presentación con vida de los 43 estudiantes, víctimas de la violencia de estado, desaparecidos por autoridades constituidas en el terreno que conforman y que son parte reconocida del estado mexicano.”

Hernández se hizo eco, de nuevo, de lo importante que es entender que no es retórica decir que a los estudiantes los desapareció el Estado, que desaparecieron 43 personas de una escuela normal rural cuyo objetivo en su formación es ir a las escuelas que están en las comunidades indígenas, a las escuelas de los pueblos originarios a hablar sobre sus derechos, a compartir conocimiento y saberes y también a ser parte de la comunidad. “La normal de Ayotzinapa tiene una función social muy importante porque son estos maestros que están dedicados a contagiar de fuerza a los pueblos indígenas. No es casualidad que estén agrediendo a la Normal de Ayotzinapa”, sentenció.

El acto acabó con una foto de familia de la Caravana con los activistas y organizaciones allí presentes y otra foto muy especial del estudiante normalista sobreviviente y el ciudadano senegalés que intervino al inicio de la manifestación con el cantante Manu Chau – que también acompañó la marcha y lo publicitó en sus últimos conciertos en la capital catalana. Manu mostró una camiseta en la que pudimos leer: MÉXICO 43, Todos Somos Ayotzinapa, “Quien deja huella, no desaparece”.

Como tampoco desaparece la huella de los hijos desaparecidos de las mamás que marcharon el 10 de mayo, día en que se celebra el día de la madre en muchos lugares de América.

Como tampoco desaparece la huella de los asesinados de Atenco, ni la de los estudiantes que el 11 de mayo de hace 3 años demostraron que se puede llegar a todo el mundo a pesar de la imposición de un duopolio mediático en el país. Quedó y sigue vigente la huella de los #YoSoy132, de los que salieron a la calle para exigir la democratización de los medios de comunicación en México y un rechazo absoluto a la imposición de un presidente por parte del duopolio mediático Televisa y TV Azteca.

Tampoco desaparece la huella de los desaparecidos en todo lo que escriben y reportan los medios independientes comprometidos con los movimientos sociales, encargados de hacer memoria y de no abandonar las historias de resistencia en medio del camino. Tal vez por eso, la última de las actividades de la Euro Caravana 43 en Barcelona fue un encuentro con los medios libres catalanes, para continuar haciendo una difusión coordinada y no dejar de exigir justicia, en las redes y en todas las brechas que encontremos.

Y aquí termina la parte III de una crónica en compás ternario que no tiene punto y final porque el caminar de la Euro Caravana 43, dejó huella, y nos dice que debemos estar atentos a los gritos de justicia vengan del país que vengan y poner en marcha los mecanismos que tengamos para no ser cómplices de la las violaciones de derechos humanos en un sistema mundial en donde la injusticia y la violencia son las mercancías que se producen con más eficiencia.

Porque mientras en México se preguntan qué vendrá después de Ayotzinapa (Guerrero) o después de los ataques a los jornaleros de San Quintín (Baja California), o después del último feminicidio en el Estado de México; mientras se van turnando los nombres para nombrar el terror, en paralelo crece la semilla de los que quisieron matar, desaparecer, eliminar y va germinando la alegre rebeldía gracias a los que no dejan caer la memoria.

Gracias Omar, Eleucadio y Román (Euro Caravana 43)

+ info]

Medios Libres:

VIDEO resumen de la visita de la Euro Caravana 43 en Barcelona

Conferencia de Prensa en Barcelona (8 de mayo de 2015, Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona)

Intervención de Román Hernández integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

Intervención de Omar García, integrante del comité estudiantil de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y sobreviviente de los hechos del día 26 de septiembre de 2014

Intervención de Eleucadio Ortega, papá de Mauricio Ortega, estudiante desaparecido 

#‎Ayotzinapa en Barcelona (II): Globalizar la resistencia cuando la violencia es sistémica

Ayotzinapa_caravana_agora_2-1

(Parte II de una crónica en compás ternario (I, II, III)

@martamoli_RR.- El sábado 9 de mayo, desde temprano en la mañana, varias personas vinculadas con la Asamblea Ayotzinapa en Catalunya prepararon el Ágora Juan Andrés Benítez para la llegada de la “Euro Caravana 43” integrada por Omar García, estudiante normalista sobreviviente de los hechos del 26 de septiembre, Eleucadio Ortega, el papá de Mauricio, uno de los estudiantes desaparecidos, y Román Hernández, integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Este espacio liberado desde finales del año pasado en la calle Aurora del barrio del Raval de Barcelona se convirtió en el lugar de encuentro de varios colectivos catalanes, mexicanos y de otras partes del mundo dispuestos a seguir uniendo fuerzas para acabar con la violencia sistémica que sigue reproduciendo víctimas, desaparecidos, asesinados, despojando a los campesinos de sus tierras o desahuciando a gente de sus casas.

El solar, bautizado con el nombre de una persona víctima de la violencia de la policía catalana, fue sin duda, el escenario perfecto para visibilizar el retrato de familia del sistema a nivel mundial.

Bajo el mural que preside el Ágora -que dibuja el fin de una Barcelona especulativa convertida en mercancía- dos mantas daban la bienvenida a la comitiva de familiares del los 43 desaparecidos. Encima de un templete improvisado con palés, la Caravana de tres decidió explicar su lucha cantando al compás ternario de un huapango compuesto especialmente durante la Euro Caravana y al que han ido incorporando versos en los distintos idiomas de los países de la vieja Europa por los que han pasado.

 “Decidimos levantarnos contra los malos gobiernos,

a los futuros maestros ellos desaparecieron.

Les venimos a invitar, no venimos a llorar.

Les venimos a invitar a la lucha desde abajo,

para el mundo transformar.

No podemos permitir otra desaparición.

Levántense compañeros, porque se puso cabrón.

Levántese compañeras, porque se ha puesto cabrón.

 Ayotzinapa es la luz de la organización,

con los padres de familia, pedimos presentación.

Les encontremos con vida, el mundo lo exige ya

Seguiremos luchando, por justicia y libertad.

 Ya con esto se despide nuestra Euro Caravana,

lucharemos en las calles y también en las montañas.”

Después de los versos entonados por Román Hernández, Eleucadio Ortega, y Omar García -a la guitarra- se prosiguió al pase de lista de los 43 desaparecidos. Al pronunciar sus nombres desde el templete retumbaba el grito de “¡presente!” entonado al unísono, 43 veces, un ”¡presente!” para cada desaparecido.

Omar García intervino posteriormente para insistir en la necesaria complicidad de la sociedad civil europea para fortalecer el proceso organizativo de la Escuela Normal de Ayotzinapa y lograr construir garantías reales de no repetición de los hechos, una de las demandas centrales después de la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos, justicia para las personas asesinadas y reparación para los heridos.

También se leyó el comunicado de los colectivos de Europa que apoyan la Caravana en el que se recoge que uno de los objetivos de esta visita es respaldar la exigencia de los familiares para que se abran líneas de investigación sobre la responsabilidad del ejército mexicano y la policía federal en la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas.

Las radios libres catalanas (Contrabanda FM y Radio Bronka) retransmitieron en vivo desde el Ágora Juan Andrés durante más de tres horas y mantuvieron el micrófono abierto para todos aquellos que quisieran intervenir explicando sus luchas o expresando su comprometimiento solidario hacia los familiares de los 43.

Los retales de memoria de los desaparecidos en forma de pañuelos bordados ondeaban en la entrada del solar mientras los presentes terminaban de comer la fideuá vegetariana y escuchaban un Son Jarocho combativo y el recitar de los poemas escritos desde el dolor por Ayotzinapa.

Eleucario recibía abrazos de mexicanos y mexicanas residentes en Barcelona como el de Carla, que al acercarse a él le dijo: “estamos con ustedes y no les olvidamos”. Le pidió que dijera “Ayotzinapa vive, la lucha sigue, queremos justicia” en su idioma, el Mepá (o Tlapaneco). Las palabras de Eleucadio en su lengua materna ganaron todavía más fuerza y le hicieron levantar el puño mientras las pronunciaba.

La Euro Caravana 43 vino a pedir que no se olviden de México “porque sino, ellos ganan”. “Venimos a darles las gracias por todo su apoyo y a insistir en que es necesario que como comunidades y sociedades de abajo, nos sigamos organizando para transformar de una vez por todos este sistema de poder y corrupción construido sobre el despojo, el desprecio, la explotación y la represión contra nuestros pueblos, tenemos que hacerlo juntos, desde nuestros lugares de origen, coordinados y organizados, porque así como los poderosos han globalizado el despojo, nosotros tenemos el deber sagrado de globalizar la resistencia, la digna rabia y la alegre rebeldía”.

Desde el Ágora Juan Andrés recordamos que no se trata de mirar el árbol o el bosque. Se trata, más bien, de mirar la raíz, para luego seguir plantando semillas, de las que no dejan caer la memoria.

Mientras los presentes se preparaban para ir juntos a Plaça Universitat y caminar hasta Sant Jaume, el Subcomandante Insurgente Moisés del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) pronunciaba unas palabras en relación a la represión que acontece en México contra los movimientos sociales, estudiantes, campesinos y la población en general por parte del Estado. Sus palabras, desde Chiapas, resonaban simbólicamente en forma de marcha y ganas de lucha en las calles del centro de Barcelona:

“Hay que multiplicar este semillero de semilleros, busquemos cómo nos ayudamos (…). Se nos están juntando los dolores, no dejan que se cierre la herida. Hay que encontrar lo que nos une, lo que tenemos en común, ayudémonos, nadie lo va hacer por nosotros.” (9 de mayo, Seminario “El Pensamiento Crítico Frente a la Hidra Capitalista”, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas)

Ayotzinapa_caravana_agora_2 ok-1

Ayotzinapa en Barcelona (I): Europa ciega ante los asesinatos en vida en México

[Parte I de ​una crónica en compás ternario] (I, II, III)

@martamoli_RR .- El viernes pasado llegó a Barcelona la comitiva de la caravana de familiares de los 43 desaparecidos de la escuela normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa (Iguala, Guerrero, México). Son Omar, Román y Eleucadio. Son tres. Un estudiante normalista, un abogado defensor de derechos humanos y el papá de Mauricio, campesino e indígena Mepá de la Montaña alta de Guerrero. Una caravana de tres que ha logrado multiplicarse por cientos en cada una de las ciudades que ha pisado por Europa desde mediados de abril con el fin de mantener la observación internacional sobre México frente a la grave crisis de derechos humanos que vive el país.

El viernes por la tarde, pasaron por el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona en donde ofrecieron una rueda de prensa para reivindicar la presentación con vida de los desaparecidos y exigir el fin de los actos de represión cometidos por el gobierno mexicano. Los medios independientes catalanes estaban presentes y les acompañaron hasta el ultimo día en todas las acciones que realizaron en la ciudad hasta este domingo. En la sala se encontraba también la cantnte Amparo Sánchez, quien hizo difusión en las redes de la llegada de la Euro Caravana 43. Algunos periodistas oían por primera vez un testimonio tan demoledor como el de Eleucadio Ortega, quien relató cómo es su hijo desaparecido de 18 años quien a finales de agosto de 2014, un mes antes de su desaparición, aprobó el examen para entrar a estudiar a la escuela normal de Ayotzinapa.

“Yo soy padre de familia, de Mauricio Ortega Valerio voy a relatar algo de cuando mi hijo estaba chiquito. Como yo soy campesino me mantengo en el campo tengo café y plátano. Tengo 6 hijos. Son 6 pero quedan 5.”

Para Eleucadio, era un orgullo que Mauricio siguiera estudiando “ponte a estudiar para que te prepares para el futuro”, le decía “porque en el campo es muy duro, en cambio si estudias pues los que se preparan andan bien, trabajan en la oficina. Esto le decía yo en la primaria. Y Mauricio terminó la primaria y decidió ir a la Normal en donde también les preparan para la agricultura, para trabajar en el campo.”

El relato de Eleucadio llegó hasta el día 26 de septiembre de 2014, cuando al llegar a casa después de estar trabajando en el campo su esposa le dijo que Mauricio estaba desaparecido y que asesinaron y desaparecieron a varios de sus compañeros que estaban recaudando dinero en la calle para ir a la Ciudad de México el 2 de octubre para la marcha en memoria de los estudiantes asesinados en Tlatelolco en 1968.

“¡Pues si mi hijo no es delincuente, es estudiante!”, dijo Eleucadio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Habló de Mauricio en presente, aunque a veces se le escapó algún “era” que corrigió rápidamente por el tiempo verbal correcto añadiendo “porque está desaparecido pues”. Sacó la fuerza suficiente para seguir con el relato mientras en la sala de prensa algunos tuvieron que tomar aire y respirar profundamente. Pocos escribían, la mayoría escuchaba con atención mirando el rostro de Eleucadio.

El mismo día de la desaparición se encontraron los padres y madres de familia y empezaron a organizarse junto con los compañeros de sus hijos para exigir la presentación con vida de todos, los 43.

“Luego el gobierno dice que se quemaron, los 43. Que en ese momento se encontró una fosa con cuerpos. ¿Cómo vamos a creer que allá se encuentran cuerpos allí?”

Eleucadio se negó a creer que los cuerpos convertidos en cenizas en un basurero eran su hijo y sus compañeros de clase. ¿Cuántas veces se ha entregado un cuerpo que no corresponde a la persona que desapareció? Los familiares de los 43 no estaban dispuestos a creerlo y esperaron la llegada del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) sin aceptar ningún otro resultado que no emitieran los peritos forenses argentinos.

Ni los cuerpos recuperados en seis fosas en Pueblo Viejo, Iguala, ni los restos humanos encontrados en La Parota, en el basurero y en el río San Juan, en Cocula corresponden a los 43. ¿Y quiénes son?, ¿Algunos de los 25mil desaparecidos en el país desde 2006? El subsuelo de México, sigue siendo una enorme fosa común, desde Juárez hasta Chiapas, y todavía no se reconoce a nivel internacional que el Estado mexicano esta incurriendo en responsabilidades internacionales en materia de derechos humanos.

En realidad, el relato de dolor de este papá indignado completa el retrato de familia en México porque Ayotzinapa, infelizmente no es una excepción sino la regla actual en donde los que están en el poder siguen asesinando en vida a miles de personas.

Esta caravana de tres ha llegado a Europa para insistir en que la presentación con vida de los 43 estudiantes victimas de la violencia de estado es vigente. A pesar de que el gobierno mexicano insiste, desde el pasado 27 de enero, en que los estudiantes están muertos.
“Nosotros seguimos exigiendo que el Estado los presente”, comentó Román Hernández, integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

“Después del 26 de septiembre salió a la luz a nivel internacional que en México no existen garantías para que accedamos de manera plena a las garantías de derechos humanos y que el gobierno mexicano no tiene la capacidad para realizar investigaciones científicas y profesionales para garantizar verdad y justicia a los que son victimas de violaciones de derechos humanos.”, añadió Román.

Esta caravana está diseminando en la vieja Europa un mensaje claro y contundente para que no hagan oídos sordos a lo que ocurre en México y confían en la sociedad civil europea para presionar.

“Que los países europeos cancelen cualquier tratado económico hasta que no haya garantías de respeto pleno a los derechos humanos en México. De lo contrario estarían siendo cómplices de la violaciones de derechos humanos que se comenten allí cada día.”

También resaltaron la responsabilidad de los convenios de colaboración con México en materia de seguridad y comercio firmados con algunos gobiernos europeos. En especial la venta continuada de armas y la capacitación a las fuerzas de seguridad del Estado mexicano.

Hasta la fecha, un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha hecho algunas recomendaciones al gobierno mexicano: que continúe la búsqueda en vida de los 43 desaparecidos; que se abran nuevas líneas de investigación hacia el ejército mexicano por su probable responsabilidad en la desaparición de los 43; y que se tipifique el delito como Desaparición forzada. Tipificarlo sería reconocer que en México se cometen crímenes de lesa humanidad y que, por lo tanto, el estado mexicano estaría incurriendo en responsabilidades internacionales en materia de derechos humanos.

“¿Aceptarías que un familiar tuyo fue asesinado sin tener pruebas de ello?” Preguntó Omar García a la sala de prensa. Él es estudiante normalista y sobreviviente de los hechos del 26 de septiembre, uno de los 90 jóvenes que participaban de la colecta para ir a la Ciudad de México y que terminó en 3 asesinados, 2 heridos (uno sigue en coma) y los 43 detenidos-desaparecidos.
García subrayó que el movimiento de familiares de Ayotzinapa entiende estas movilizaciones como una contienda que va más allá de la aparición con vida de los 43 “más que marchas y plantones estamos construyendo plataformas de solidaridad a nivel internacional”.

Y a la pregunta de una periodista de si “se ha olvidado el caso en México” le respondió que el gobierno ha sabido jugar bien las cartas mediáticas pero que continúan diseminando su mensaje ahora también a nivel internacional. Omar terminó su intervención señalando: “como decía Don Quijote, “Tranquilo Sancho… y ya saben lo que viene”.

Es señal de que estamos cabalgando. Ahora le toca a Europa acompañarles.

Imagen

#EuroCaravana43 #Ayotzinapa

Ayotzinapa_caravana_agora-1

Intentando poner punto y final a la crónica del paso de la “Euro Caravana 43” formada por familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa por Barcelona mientras en México van cambiando, o peor, turnándose, los nombres para nombrar el terror: Ayotzinapa, hoy, San Quintín. ¿Y Mañana?

La crónica del dolor y del despojo todavía no tiene punto y final, pero en paralelo crece la semilla de los que quisieron matar, desaparecer, eliminar. Va germinando la alegre rebeldía mientras existen los que no dejan caer la memoria. Gracias Omar, Eleucadio y Román.